IRG, fiscalidad, hábitat, startup, inversión: lo que prevé el proyecto de plan de acción del Gobierno

post irg fiscalidad algeria

El Gobierno prevé en su proyecto de plan de acción desgravaciones fiscales al servicio de las capas medias y desfavorecidas, así como en beneficio de la inversión, al tiempo que endurece la lucha contra el fraude fiscal y refuerza las competencias de las instituciones de control financiero, según los detalles del plan de acción publicado este domingo por la agencia oficial.

En este sentido, el proyecto de plan de acción, aprobado en el último Consejo de Ministros y que será presentado el martes por el Primer Ministro, Abdelaziz Djerrad, a la Asamblea Popular Nacional (APN), prevé suprimir el impuesto sobre la renta global (IRG) para ingresos mensuales inferiores a 30.000 dinares.

El Gobierno procederá a revisar los niveles del impuesto sobre la renta global de los asalariados, adaptándolos según las diferentes bandas de ingresos en un enfoque de equidad social. En este marco, los ingresos mensuales inferiores a 30.000 dinares estarán exentos de impuestos», se precisa en este proyecto de plan de acción.

Esta reforma se inscribe en el marco de la reforma del sistema fiscal, que tiene por objeto responder a los criterios de previsibilidad, estabilidad y competitividad en materia fiscal, por una parte, y de sostenibilidad de los empleos, de equidad social, por otra, para garantizar una contribución equitativa de las diferentes categorías de contribuyentes y de rentas a la financiación del gasto público», según este proyecto.

En este sentido, el proyecto de plan de acción explica que el objetivo de la nueva política fiscal era aumentar los ingresos fiscales «mediante la expansión de la actividad económica y no mediante el aumento del nivel de los impuestos».

En el marco de una política presupuestaria «renovada, basada en la racionalización del gasto público»el proyecto de plan de acción tiene por objeto mejorar la recaudación de la fiscalidad ordinaria para que pueda cubrir la totalidad de las necesidades del presupuesto de funcionamiento de aquí a 2024.

Supresión de la TAP y revisión de las ventajas fiscales

En cuanto a la fiscalidad local, este proyecto prevé anular, a corto plazo, el impuesto sobre la actividad profesional (TAP), mientras que el impuesto sobre bienes inmuebles se revisará «en profundidad» en el marco de la reforma prevista, que redefinirá la financiación de los entes territoriales sin comprometer su viabilidad, explica el proyecto.

El plan prevé asimismo la instauración de un procedimiento «uniforme» en materia de decisiones fiscales en aras de la transparencia, la coherencia y la seguridad jurídica para los operadores.

Asimismo, la simplificación del sistema fiscal, que será el núcleo de la reforma prevista, se traducirá, a corto plazo, en la supresión de los impuestos de baja rentabilidad, por una parte, y, por otra, en la revisión del sistema de ventajas fiscales y parafiscales que ha generado, en el pasado, graves desviaciones.

Paralelamente, el gobierno se dedicará a la creación de nuevos impuestos vinculados al capital y la riqueza, al tiempo que se protege el instrumento de producción generador de empleo y de valor añadido y apoyará la inversión para el desarrollo y el crecimiento económico apoyado, especialmente para las PYME y las Start-up», se indica en este proyecto.

El Gobierno también tiene la intención de establecer un mecanismo de desgravación fiscal para alentar a las empresas a aumentar la financiación con fondos propios. Además, reforzará la gestión de la profesión del asesoramiento fiscal para reforzar a los profesionales activos en este ámbito.

Lucha sin cuartel contra el fraude fiscal y fortalecimiento de la Tribunal de Cuentas e IGF

Por otra parte, el Gobierno se compromete a llevar a cabo una «lucha sin piedad» contra el fraude fiscal, la aplicación más eficaz de las sanciones previstas por la ley, que se endurecerán en consecuencia.

El Gobierno también tiene la intención de adoptar medidas apropiadas para mejorar considerablemente la eficacia de la recaudación de impuestos y la reducción de sus costes.

De este modo, está previsto equipar a la administración fiscal de modo que pueda procesar y pagar a distancia las declaraciones de impuestos y dotar a sus estructuras de los medios necesarios para proceder a simulaciones y estudios de impacto sobre todas las disposiciones proyectadas.

<<Además de simplificar los procedimientos fiscales, el Gobierno procurará mejorar la organización, la gestión y el funcionamiento de los servicios fiscales mediante un mayor esfuerzo de formación y de optimización de los recursos humanos con el fin de garantizar un mejor control fiscal de los sujetos pasivos>>, se señala en el proyecto de plan de acción.

En cuanto a la gobernanza financiera, el proyecto tiene por objeto reforzar la prevención y la lucha contra el fraude en todas sus formas, tanto en el sector público como en el privado.

<<Se prestará especial atención al fortalecimiento del control interno de la administración fiscal y aduanera. Para luchar contra las plagas financieras, se movilizarán todos los medios del Estado para intensificar la lucha contra las falsas declaraciones, el fraude fiscal y las infracciones aduaneras, especialmente en materia de sobrefacturación y fuga de capitales>>

Y para mejorar la eficacia del control financiero, el Gobierno prevé ampliar las competencias de los órganos de control, en particular el Tribunal de Cuentas y la Inspección General de Finanzas (IGF), y reforzar sus medios para luchar contra los flagelos financieros, según el proyecto, que también prevé la creación de un organismo multisectorial para luchar eficazmente contra la evasión fiscal y financiera.

Por otra parte, los ingresos procedentes del trabajo a domicilio se reducirán para fomentar este tipo de actividades, mientras que las actividades artesanales se beneficiarán de importantes ventajas fiscales.

En cuanto a la competitividad y la atracción de la economía argelina a las inversiones directas extranjeras (IED), el Gobierno promete establecer un procedimiento «claro y transparente» sobre la transferencia de dividendos conforme a los principios y normas internacionales, modernizar el régimen fiscal de la propiedad intelectual, así como el régimen aplicable a las relaciones empresa matriz-filial, y garantizar la estabilidad del régimen jurídico que regula el régimen fiscal aplicado a la inversión.

Creación en 2020 del Banco de Hábitat y del Fondo de las PYME y startup

El proyecto de plan de acción del Gobierno prevé la creación durante el año en curso de un banco especializado dedicado a la financiación de Hábitat y de un fondo de inversión de las PYME y de las startup, además del despliegue de algunos bancos nacionales en el extranjero, a través de la apertura de agencias.

Así, el Gobierno promete en su proyecto de plan de acción una «reforma bancaria importante», en particular a través de una amplia difusión entre la clientela de los bancos de los instrumentos de pago electrónico, con el fin de reducir las transacciones en efectivo.

Se alentará a las instituciones bancarias y de seguros a diversificar la oferta de financiación mediante la dinamización del mercado del crédito, la generalización de los productos financieros y el desarrollo del mercado de obligaciones.

Se les animará a desplegar los medios necesarios para una amplia inclusión financiera con el fin de fomentar el ahorro y de secar la liquidez próspera fuera del circuito bancario y canalizarla hacia las actividades formales», se indica en este documento.

Así, se apoyará a las instituciones bancarias y de seguros para fomentar la innovación financiera y la distribución de productos financieros innovadores, incluida la comercialización de valores en el marco de la financiación alternativa como los «zocos» además del desarrollo de las redes de pago electrónico.

Los bancos también deberán mejorar, bajo la autoridad y el control del Banco de Argelia, el seguimiento y el cobro de sus créditos.

Por lo que se refiere a la actividad bursátil, se prestará una atención «especial» al desarrollo en el sitio de Argel, llamada a desempeñar un papel esencial en la financiación de la empresa, así como a la dinamización de los mercados de capitales, mejorando así la eficacia global del sistema financiero y la asignación de recursos financieros, destaca el plan de acción.

Por lo que se refiere a la reforma presupuestaria, está previsto restablecer la «disciplina y el rigor presupuestarios», que se traducirán, a largo plazo, en la consagración del rendimiento del gasto y su adecuación a los recursos financieros disponibles.

También está previsto establecer un procedimiento de seguimiento y evaluación económica de toda medida que requiera el presupuesto del Estado, a través de la generalización del sistema de información y de gestión presupuestaria a todos los departamentos ministeriales, lo que reforzará el establecimiento del marco de gasto a medio plazo y del marco presupuestario a medio plazo, dos instrumentos indispensables para la elaboración de una trayectoria presupuestaria plurianual, según el plan de acción.

Además, el Gobierno tiene la intención de llevar a cabo una reforma «gradual y global» de las subvenciones, cuyo nivel se aproxima actualmente al 25 % del Producto Interior Bruto (PIB), mediante la instauración de un sistema de focalización de las poblaciones más vulnerables.

Este sitio usa cookies para algunas funciones de navegación y rastreo.

Suscríbase a Negocios en Argelia y manténgase informado